/home/s1894f17/public_html/cubrima/cubrima2/images/news/thumbnails/C__mo-Cuidar-tu-Jard__n-en-Verano.jpg
¿SABES CÓMO CUIDAR TU JARDÍN EN VERANO?

¿SABES CÓMO CUIDAR TU JARDÍN EN VERANO?

Aquí te contamos lo que debes hacer para mantener perfecto tu jardín. Pero sin piscina, es como un jardín sin flores.

El jardín en pleno verano, es un oasis de belleza y frescor. Un lugar donde disfrutar del aire acondicionado más natural: el que proporcionan las plantas con su transpiración.
No todas las especies paran o suspenden su floración. En la rocalla, las clavellinas (Dianthus deltoides) y los botones de oro (Achillea filipendulina) se encuentran en plena emisión de corolas. Los macizos de anuales o plantas de temporada, como petunias (Petunia hybrida), claveles chinos (Tagetes patula), banderillas (Salvia splendens), etc., cubren el suelo de color. Arbustos como los hibiscus (Hibiscus rosa-sinensis y syriacus), la adelfa (Nerium oleander), la cinco en rama (Potentilla fruticosa) o la casia (Cassia corymbosa), emiten más y más flores. E incluso árboles como el flamboyant (Delonix regia) y el magnolio (Magnolia grandiflora).

¿Y yo qué debo hacer ?

1. El acolchado (o mulching) es muy importante en la época estival. Si no deseas recoger la hierba segada puedes recurrir a las cuchillas recicladoras o de doble hoja (de tu cortacésped), que permiten diseminar los residuos de siega por el terreno de forma micronizada y así realizar con cada operación de corte un acolchado y abonado en verde que permite ahorrar agua y nutrientes.

  1. Cada día resulta aconsejable regar las plantas:
  • lo antes posible
  • y tras la puesta del sol

Para que superen con rapidez y efectividad el estrés al que les ha sometido el calor.

  1. Siega al atardecer y riega por la noche para que tu hierba aproveche mejor el agua y sufra menos con los cortes.
  2. Riega al césped tras cada siega. Ésta debe ser realizada temprano por la mañana o al atardecer. Si observas amarilleos, una de dos:
  • el riego no va bien, por ejemplo un aspersor no realiza su sector de forma correcta,
  • o la pradera se ha quedado sin nutrientes (habrá que abonar).

No mojes las hojas a pleno sol, porque cada gota se convertirá en una lupa que efectuará una quemadura por concentración de los rayos. El césped, sigue pidiendo riegos diarios y siegas semanales.

5.Mantén a raya las malas hierbas con la azadilla o herbicida de contacto, para que no invadan los macizos y caminos del jardín

 

  1. Es tiempo de máxima presencia de la mariposa africana del geranio (Cacyreus marshallii), que roe los troncos y mata tus ejemplares de la noche a la mañana.
    Instala trampas en tus frutales contra la mosca de las frutas y el agusanado.
    En el césped, sobre todo en la costa, atención a la presencia de la oruga rosquilla negra.
  1. Se imponen los retoques a muchos de los ejemplares del jardín:
  • Puedes suprimir las ramas bajas de los árboles que dificulten la estancia o el paso bajo ellos. Para esta labor, las hojas del serrucho de poda y las tijeras de uña deben permanecer bien limpias (con alcohol de quemar) y afiladas (con piedra de esmeril).
  • Con la tijera de mano suprime las flores pasadas: empezando por las rosas, que te obsequiarán con más y más floraciones a lo largo del verano-
  1. Para conseguir hojas verdes y sanas, y frutos hermosos, debes aportar a tu jardín un abonado de cobertera estival.
    Normalmente, se usa abono mineral, que no produce quemaduras. Pero en árboles, como el tilo, puedes recurrir al abonado orgánico: echando una palada de mantillo de hojas a cada alcorque o poza de riego.
  2. A la hora de cuidar tus rosales, debes saber que cualquier brote que nazca por debajo del injerto es un chupón, que quitarían mucha fuerza a tus rosas. Córtalos por completo desde bien abajo, ya que son tallos con patrón radicular que surgen desde las profundidades.
    Aprovecha y elimina las ramas más antiguas desde la base. También vigila los escarabajos devoradores de flores; sabrás que están atacando a tus rosas si hay pétalos roídos. Lo más fácil es extraerlos a mano y destruirlos después.
  3. Es probable que las especies trepadoras, como rosas sarmentosas, madreselvas, glicinias, pasionarias y bignonias, presenten un aspecto asilvestrado. Conviene descargarlas de algo de ramaje y guiar a sus soportes.
    Incorpora al terreno un abono orgánico, como estiércol, compost, mantillo, humus de lombriz, etc., que lo corregirá dejándolo suelto y permeable.

Sin duda estos consejos te ayudarán a disfrutar de un jardín esplendoroso. Ya sabes un jardín sin flores no es tan alegre; pero, ¿y sin piscina?

No lo dudes más e instala tu piscina ya. Y con nuestras cubiertas le sacarás el máximo partido…¡Durante todo el año!

No dudes en consultarnos cualquier duda o sugerencia. Nosotros estaremos encantados de ayudarte.

Cubrima utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Acepto las cookies para esta web.