/home/s1894f17/public_html/cubrima/cubrima2/images/news/thumbnails/dragonfly-382238_960_720.jpg
Proteger el jardín de los insectos en verano

Proteger el jardín de los insectos en verano

El buen tiempo, la humedad y la presencia de vegetación se unen para convertirse en un entorno ideal para los bichitos que tan poca gracia nos hacen a la mayoría. En este contexto nuestra principal preocupación es proteger el jardín de los insectos en verano, así como la piscina y otras zonas de exterior. ¿Quieres saber cómo lo hacemos?

Ahuyentar los insectos del jardín en verano

Toma nota de estos prácticos consejos para proteger el jardín de los insectos en verano.

Plantas aromáticas

Si tienes un jardín... ¿por qué no incluir ciertas plantas? Hay especies de vegetación que repelen los insectos. Sí, lo común es que las plantas los atraigan, pero no tiene porqué, de hecho, algunos aromas son más eficaces que veneno en aerosol y otros métodos agresivos.

Las especies que te van a ayudar son la lavanda, la hierbabuena, la menta, la albahaca, el tomillo, el romero y la citronela. Si no las conoces puedes echar un vistazo a algunas fotos y elegir un par de ellas o tres para crear bonitas composiciones alternándose con el resto de especies vegetales que tengas.

Si no tienes hueco para plantarlas o simplemente prefieres no hacerlo puedes utilizar aceites esenciales con estos aromas. Eso sí, tienen que ser naturales y de calidad, nada de irse a un bazar a por ellos. Puedes esparcir algunas gotitas en el terreno o utilizarlo para pintar paredes o zonas cercanas con un pincelito (o brocha). Los insectos ni se acercarán.

Trampas DIY

Cercar tus plantas con cinta de cobre las mantiene a salvo de caracoles y babosas, pues genera una corriente natural que ahuyenta estos moluscos.

Para árboles y arbustos de tronco grueso tenemos las tiras de pegamento, que se colocan rodeando dicho tronco y muchos de los insectos y los animalejos trepadores van a parar a ellas, quedándose pegados y no pudiendo escapar.

Menos estéticas son las trampas de botella, que consisten en crear una habitación trampa a la que los insectos acceden atraídos por el agua, el azúcar u otros ingredientes, pero que después les impide la salida. A esto, además, podemos añadir el incluir un veneno en la mezcla que vayan a comer o beber para que directamente mueran.

Alimentos

Aunque muchos insectos se sienten atraídos por las plantas, los hay que prefieren directamente acercarse a tu comida. Si tienes un cenador, una mesa de piedra o madera en exterior o un porche en el que acostumbras a comer (sabemos que cenar con la brisilla nocturna es un placer) procura no dejar ningún resto fuera, pues se va a multiplicar el número de insectos que aparezcan por tu hogar y que, ya de paso, verán tu jardín y sus atractivas plantas y decidirán quedarse. Por supuesto, no pongas tampoco salazones, pieles de fruta ni otros alimentos a secar.


Estos son algunos trucos para proteger el jardín de los insectos en verano. No son muchos pero sí son eficaces. ¿Los pruebas y nos cuentas?

Cubrima utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Acepto las cookies para esta web.