/home/s1894f17/public_html/cubrima/cubrima2/images/news/thumbnails/cabelloypiscina.jpg
Proteger el cabello del cloro y el sol

Proteger el cabello del cloro y el sol

Con los baños en la playa o la piscina y las horas bronceándonos el cabello, al igual que la piel, sufre mucho. Se trata de un extra de factores agresivos y es imprescindible tomar algunas precauciones para evitarlo, sino la salud de este se resentirá notablemente. Te contamos cómo protegerse el cabello del cloro y el sol para disfrutar al máximo del verano, del sol y de los baños.

Tips para cuidar el cabello del cloro, el sol, la sal y más

Veamos cómo protegerse el cabello durante el verano, cuando el cloro, la sal y el sol nos bañan por completo.

Tratamientos agresivos

Si tienes pensado realizarte un tratamiento agresivo ¡date prisa! Es mejor que si te haces un desrizante, una decoloración, una permanente, unas trenzas de raíz o cualquier otro tratamiento agresivo de este tipo lo hagas antes de que el pelo empiece a perder fuerza conforme aumenta la temperatura y lo exponemos a la sal, el cloro o la arena.

Tratamiento preventivo

De manera preventiva, aplica el día anterior a tu próximo baño una buena cantidad de acondicionador y mascarilla de los que utilices habitualmente. Aclara el acondicionador y la mascarilla déjatela puesta, peinando la melena previamente.

Protectores

De la misma manera, antes de salir a tomar el sol o darte un baño, aplica un sérum protector específico para proteger el cabello del cloro y el sol, los hay exclusivamente para eso. Estos protegen de la fricción de la arena y evitan la penetración de los rayos UV y otros.

Pelo empapado

Antes de meterte a la playa, a la piscina, en un spa o simplemente ponerte bajo el sol, moja por completo el cabello de manera que se sature y no pueda absorber elementos dañinos.

Tápate

Al igual que protegemos nuestra piel con crema solares, existen cremas de peinar con filtro solar. Pero si no tienes o no es lo tuyo, basta con que utilices un sombrero para protegerte de los rayos UV.

Recógete el pelo

Con el pelo recogido, preferiblemente en trenza, coletas cerradas o moño, crearás una barrera que impedirá que entren granos de arena, polvo y el propio cloro o la sal. La trenza es la más efectiva porque, además, crea tensión en el pelo, obstaculizando la entrada de estos elementos.

Pelo limpio

En cuanto te sea posible peina, aclara tu melena y lávala -en este orden- para eliminar cualquier residuo de sal, cloro y suciedad.

Pelo seco

Es importante que, una vez limpio, el cabello se seque de forma natural, sin secador y, por supuesto, sin realizarte brushing o aplicar tenacillas ni planchas.


Pelo hidratado

Si los baños van a ser recurrentes no dudes en aplicarte la mascarilla más veces por semana, incluir una mascarilla casera especial periódicamente e incluso optar por una específica para los daños que produce el verano en nuestro cabello.

Ya sabes, tanto si sales al jardín a tomar el sol y broncearte como si dispones de piscina o sales a bañarte, ten muy en cuenta estos consejos para protegerse el cabello del cloro, el sol y muchos otros agentes externos y agresivos.

Cubrima utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Acepto las cookies para esta web.