/home/s1894f17/public_html/cubrima/cubrima2/images/news/thumbnails/Plantas-trepadoras.jpg
PLANTAS TREPADORAS, HAGAN JUEGO.

PLANTAS TREPADORAS, HAGAN JUEGO.

Te ayudan a difuminar los planos de jardín y a ocultar características antiestéticas.

En el siglo XXI nuestros jardines no son muy grandes, cada centímetro es precioso.

Las plantas trepadoras y los arbustos de pared nos dan una gran cantidad de formas, color y textura a nuestros jardines. Por eso te las traemos hoy aquí.

Además de ser decorativas, las trepadoras tienen multitud de usos en el pequeño jardín. Suavizan las aristas, camuflan las estructuras antiestéticas e incluso distraen el ojo de características no deseadas fuera del jardín.

Suaviza las líneas

Los espacios pequeños y cerrados pueden ser agobiantes; pero gracias a las plantas podemos suavizar e incluso decorar las paredes del jardín.

La hiedra será aún más decorativa si plantas variedades diferentes juntas. Cuando crezcan se entrelazarán, formando un calidoscopio de colores.

Crea también algún un arco en tu jardín – por ejemplo, sobre una puerta – y cúbrelo con una planta trepadora de crecimiento lento. El resultado es impactante.

Existen dos tipos de trepadoras;

  • las trepadoras libres, tales como la hiedra, que utilizan las raíces aéreas para fijarse;
  • y las que necesitan algún tipo de apoyo exterior (como un enrejado) para aferrarse con sus zarcillos u hojas, como son las clemátides

De todos los arbustos de la pared, los espinos de fuego (Pyracantha) son, probablemente, los más decorativos. Son de hoja perenne y producen flores blancas al final de la primavera, seguidos por sus llamativas bayas.

Para un aspecto más tenue, los arbustos de pared perennes pueden ser intercalados entre las trepadoras:

  • como clemátides (de floración estival),
  • o la perenne capuchina amarilla (Tropaeolum peregrinum).

Si plantas una combinación arbusto-trepadora, asegúrate de que la trepadora no es demasiado vigorosa y abrumará al arbusto.

Ahorra espacio (con un crecimiento vertical)

Las plantas alegran cualquier linde y hacen que sea un poco más interesante. Si no tienes espacio para un seto o un arbusto pared, las trepadoras pueden ser grandes ahorradoras de espacio: crecen verticalmente y no sobresalen si se las cuidada y poda.

Cubre una pantalla que afea

Algunas trepadoras de crecimiento rápido tienen mala reputación. Pero si se utilizan con cuidado y mantienen bajo control, pueden ser de gran utilidad para ocultar estructuras antiestéticas. La más desenfrenada (invasora) de estas trepadoras – en climas templados – es la vid de Rusia (Fallopia baldschuanica). Pero  puede ser tratada casi como un topiario recortándola constante. También cuenta con bellos racimos de flores de color blanco-rosado, muy abundantes al final del verano.

La hiedra de Boston (Parthenocissus tricuspidata) es otra trepadora vigorosa. Su color verde en verano constituye un fondo excelente para plantas más pálidas; y en otoño exhibe unos deslumbrantes colores rojo y carmesí.

Las trepadoras pueden camuflar paredes poco atractivas, cobertizos, garajes y otras dependencias bajo un manto vegetal.

Conclusión

La diversidad y el gran alcance paisajístico de las plantas trepadoras hace que tengan un lugar primordial en cualquier estilo decorativo. Las plantas trepadoras te dan mucho juego.

Pero para disfrutar plenamente de tus actividades al aire libre necesitas una piscina en tu jardín. Te cambiará la vida.

Nosotros cubriremos tu piscina con la más novedosa tecnología. Y te asesoraremos con los mejores conocimientos y la mejor de las actitudes. Contacta con nosotros sin ningún compromiso; ahora, no lo postergues.

Cubrima utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Acepto las cookies para esta web.