/home/s1894f17/public_html/cubrima/cubrima2/images/news/thumbnails/confort2.jpg
Limpieza y mantenimiento de piscinas

Limpieza y mantenimiento de piscinas

Tener una piscina no es todo alegría y felicidad. También requiere de un esfuerzo y un compromiso y de eso os queremos hablar hoy, de la limpieza y mantenimiento de piscinas particulares.

 

Cómo limpiar tu piscina fácilmente

 

Los productos

 

Existen multitud de productos adecuados para limpiar nuestra piscina. La elección de unos u otros dependerá del material del vaso, pues utilizar productos inadecuados puede estropearlo de diferentes maneras.

 

En cualquier caso, debes contar con un producto desinfectante adecuado que sirva para alargar el tiempo de uso de un mismo agua y que se utiliza sobre esta, para desinfectarla, no para limpiar el vaso de la piscina.

 

La protección

 

Los elementos protectores que utilicemos dependerán de lo fuertes que sean los productos químicos utilizados.

 

En cualquier caso, nosotros aconsejamos llevar unas botas impermeables, guantes de goma, mascarilla, gafas cerradas y prendas largas.

 

El proceso de limpieza

 

Aquí diferenciamos la limpieza y desinfección del agua y la limpieza del vaso y la albardilla.

 

Limpieza y desinfección del agua de la piscina

 

Para disfrutar de un agua impoluta durante tus baños te aconsejamos:

 

Cuidar los filtros: El filtro o filtros que tengas instalados también deben limpiarse y desobstruirse. Es algo que pocos saben pero muy necesario para no enturbiar el agua y que esta se filtre adecuadamente.

Desinfectar el agua: Mantén el residual del cloro libre en 0.5 y 1.0 ppm. Para ello puedes usar pastillas de cloro, oxígeno activo o aparatos de electrólisis salina.

Tener bien regulado el pH: Utiliza los productos necesarios para mantener el pH del agua ligeramente alcalinizado, entre 7.2 y 7.6. Si es mayor causa irritación, si es menor, corrosión y deterioro del vaso.

Prevenir la aparición de algas: Por último, no te olvides de aplicar un alguicida. Creerás que en las piscinas no salen algas pero no es así, y estas sirven como elemento de cultivo idóneo para bacterias y hongos.

 

Limpieza de la piscina

 

Como hemos dicho antes, para limpiar el vaso de la piscina debes elegir productos adecuados a los materiales en los que está construido. Si no es así, podemos estropear la loza, disolver el adhesivo, etc.

 

En cuanto a la albardilla, más de lo mismo. Los productos demasiado agresivos pueden debilitar los materiales. El cemento se disuelve y la piedra termina saliendo. Si hablamos de un bordeado de madera, ya sabemos que hay que tratarla para pueda permanecer junto al agua sin pudrirse.

 

Cepilla todo el vaso cuando vacíes la piscina con un producto limpiador y desinfectante y pasa el limpiafondos.

 

A diario, y para evitar el sobreesfuerzo de la maquinaria, utiliza el recoge hojas para limpiar los residuos grandes que floten.

 

Algunas consejos de mantenimiento para piscinas

 

Para facilitar la labor de limpieza y mantenimiento instala una cubierta para piscina. Notarás la diferencia desde el primer día.

 

No dejes la limpieza para el día siguiente. Cuando te toque limpiar, hazlo. De lo contrario, empezará a crearse verdina, se enturbiará el agua, el desinfectante dejará de hacer efecto, etc.

 

Comprueba que no hay que realizar niinguna reparación en la piscina, ni de obra ni de la depuradora u otra maquinaria. De lo contrario, estaríamos trabajando en vano.

 

Si no vas a vaciar la piscina al terminar la temporada, ten muy en cuenta las indicaciones a seguir para su mantenimiento.

Cubrima utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Acepto las cookies para esta web.