/home/s1894f17/public_html/cubrima/cubrima2/images/news/thumbnails/imagen.jpg
Inconvenientes de las cubiertas para piscinas desmontables

Inconvenientes de las cubiertas para piscinas desmontables

La solución más recurrida a la hora de proteger las piscinas desmontables, es optar por cubiertas tipo lona. Claro que, al tratarse de una protección más sencilla, digamos que posee ciertos inconvenientes que es mejor evitar.

 

 

Cubiertas para piscinas desmontables: desventajas

 

Las piscinas desmontables son una alternativa frente a las piscinas convencionales que se construyen, porque ofrecen una experiencia de uso similar, hay muchos tamaños disponibles a elegir y todo ello por muy poco dinero. Sin embargo, son mucho más limitadas y presentan otros ‘problemas’.

 

Las piscinas desmontables se pueden montar solo durante los meses de calor y guardar desmontadas en invierno. O también se puede comprar una cubierta, como las que hay de tipo lona a vender. Sin embargo estas cubiertas para piscinas desmontables presentan más inconvenientes que las cubiertas construidas, ya que son mucho más endebles y menos estéticas.

 

Principales inconvenientes

Poco estéticas

Poco duraderas (si hace demasiado viento)

Insuficientes (en muchos casos)

Pérdida de tiempo grande entre poner y quitar (y procedimiento engorroso si la piscina es mediana o grande

 

La alternativa sería optar por una cubierta de piscina como las que ofrecemos. Claro que, dependiendo de cómo sea la piscina desmontable podría ser o no buena idea. Estos son los puntos negativos de hacerlo:

Podría salirte más cara la cubierta que la propia piscina

No es apta para espacios pequeños

 

Si quieres tener un tipo de cubierta normal en tu piscina desmontable, deberás tener espacio suficiente para que pueda realizarse el trabajo. Y elegir entre todos los tipos disponibles para optar por el que más se ajuste a tus necesidades.

 

No cabe duda de que las cubiertas convencionales son mucho más seguras y resistentes que las de lona, además de más estéticas. También son más costosas, por lo que tendrás que analizar y comparar a ver qué te merece más la pena. Al fin y al cabo, es cuestión de mantenimiento de cara a su durabilidad.

Así que ahora que conoces esta información, solo queda que te plantees si realmente quieres construir una piscina de cero o te llega con una desmontable. Pero ten muy en cuenta la importancia de introducir estas cubiertas.

Cubrima utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Acepto las cookies para esta web.