/home/s1894f17/public_html/cubrima/cubrima2/images/news/thumbnails/Fuentes-perfectas-para-tu-jard__n.jpg
FUENTES PERFECTAS PARA TU JARDÍN

FUENTES PERFECTAS PARA TU JARDÍN

Fuentes y cascadas refrescan tu jardín y le confieren un encanto muy especial.

Renueva tu jardín con la frescura de alguna de nuestras 12 propuestas.

  1. Fuente de zinc para el jardín

Sobria fuente de pared que tiene el encanto del zinc: un material duradero, robusto y estanco Un truco: instala guijarros alrededor de la fuente para integrarla mejor y darle un aspecto Zen.

 

  1. Un neumático simulado

Tiene la apariencia de un neumático. Un truco: está equipada con LEDs que burbujeaban agua con niebla luz y reflejos de luz.

 

  1. Una fuente de acero verde

Recupera el espíritu clásico de las antiguas fuentes de la pared, pero es una versión más moderna. Un truco: el cubo sirve tanto para transportar el agua como de recipiente para la captación de agua.

 

  1. Una lama de agua

Esta fuente forma una lama de agua que cae suavemente en el sumidero. Es ideal para una terraza o jardín en el que no se puede cavar. Esta fuente es sobria y elegante con su recubrimiento de barniz negro que imita a la piedra. El truco. Con la iluminación LED integrada ilumina el jardín por la noche.

 

  1. Una fuente moderna en un color ácido

Esta fuente es discreta. Equipada con un grifo cromado, crea un punto de agua que se funde con la decoración. Aporta un verdadero toque moderno al jardín.

 

  1. Una fuente en cascada para un jardín Zen

Esta poética fuente consta de tres tazones. El agua cae de los vasos instalados a diferentes alturas creando una cascada agradable visualmente y también al oído. Un truco: rodéala de plantas para integrarla perfectamente en la decoración.

 

  1. Una fuente de pueblo

Esta fuente imita a la perfección las fuentes de piedra mediterráneas. El truco. Pon unos pequeños azulejos alrededor de la fuente para dar una impresión más tradicional.

 

  1. Fuente Zen de bambú

Tendrás garantizado un ambiente zen en el jardín con esta exótica fuente de bambú. De forma delicada, pasa el agua a través de un equilibrio entre los diferentes elementos pivotantes. El truco: instálala en un estanque con piedras para traer serenidad y armonía a tu jardín.

 

  1. Una fuente-ánfora neoclásica

Da estilo retro a tu jardín con la fuente en la forma de ánfora. Hace recordar a los restos arqueológicos grecorromanos El truco: oculta la manguera que va desde el ánfora poniendo macetas alrededor.

 

  1. Una fuente de zinc oscura

Esta fuente esbelta y elegante apoya contra una pared. Es de zinc patinado y su pila está elevada. Tiene un diseño muy amable y clásico que hace que sea fácil de integrar en una decoración tradicional. El truco: ilumina su color gris oscuro con toques de color provenientes de hermosas flores.

 

  1. Una fuente de granito en forma de columna

Esta fuente de imitación a granito encaja perfectamente en un pequeño jardín contemporáneo. Su forma de columna hace que sea un elemento discreto. El truco: ahorra espacio.

 

  1. Una pared de agua

Como una pared de agua, la fuente se alza majestuosa en el jardín. De elegante terrazo negro decora un moderno jardín Zen. El truco: llena la pila que recibe el agua con piedras blancas. Crearás un ambiente relajante que acentuará su valor.

 

Como ves pocas cosas proporcionan más calidad de vida que un jardín. Y esto está comprobado a lo largo de la historia de la humanidad.

Pero hoy en día ¿qué es un jardín sin una piscina? Y mucho mejor si la piscina es cubierta: para gozar de ella todo el año.

Disfruta de los adelantos de la época que te ha tocado vivir.  Por eso despreocúpate: nosotros te instalamos la cubierta que tú elijas para tu piscina. Con la más moderna tecnología y la atención más esmerada.

Contacta con nosotros ya.

Cubrima utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Acepto las cookies para esta web.