Flores de verano en el jardín

Flores de verano en el jardín

Flores de verano en el jardín

Si el calor te ha pillado desprevenido y aún no has plantado tus flores de verano para el jardín quizás este post pueda ayudarte a elegir las mejores.

 

 Hemos recopilado cuáles son las flores de verano, incluyendo las más convencionales pero también otras más extrañas de ver en nuestro país o que tienen alguna particularidad. Así, cuando tengas visita puedes dejar a todos boquiabiertos contándoles un poco sobre las flores que hayas elegido.

 

 ¿Cuáles son las flores de verano?

 Te dejamos con una lista y una pequeña descripción de las mejores flores para el verano ordenadas por colores, ¡así puedes poner más atención a las especies vegetales de tu color favorito, crear composiciones en tu cabeza, etc.

 

Azules, violáceas o violetas

 

Lobelia

 

La lobelia es una flor elegante, de color azul, con dos capas pobres de pétalos, una inferior donde son más largos y otra superior, donde son más cortitos; ambas conforman una copa. El corazón, formado por dos pistilos blancos, destaca bastante y hace parecer que la flor tiene colmillos.

 

Su floración es de muchos meses pero a pesar de estar tantísimo tiempo bajo el sol no pierde ni un ápice de su color azul intenso.

 

 

Lavanda

 

Es una planta muy general que se ve en cualquier lugar y que combina a las mil maravillas con la inmensa mayoría de flores del verano.

 

Es de color lila y tiene forma alargada, con multitud de mini florecillas formando el cuerpo. De la misma manera, también destaca su aroma, capaz de embriagarnos por completo.

 

 

Rosas, coral o fucsia

 

La Gloriosa

 

Aunque se puede cultivar en maceta, la Gloriosa es una planta trepadora, utilizada como decoración en el tapiz de vallas y columnas.

 

Se trata de una flor exótica, difícil de definir, con pocos pétalos largos y estrechos en color rosa y bordes blanquecinos, separados unos de otros, arrugados y sin forma. Tiene pistilos muy largos que nacen debajo de los pétalos.

 

Hay que advertir que, además de bellísima, esta flor es venenosa por lo que no se recomienda en hogares con niños ni mascotas.

 

 

Dalia

 

Es una especie muy recurrida por lo llamativo y hermoso de su forma y color. Es redonda y grande, conformada por cientos de pétalos minúsculos y disponible en colores como el rosa (que es el que más nos gusta), el rojo, el amarillo, el naranja e incluso el púrpura.

 

Necesitan bastante sol pero no llevan bien las rachas de viento fuerte, que las hacen marchitarse con facilidad.

 

Rojas o anaranjadas

 

Zinnia

 

O rosa mística. Se trata de una flor que crece en multitud de colores y cuyos pétalos forman dibujos diferentes, incluso con distintos trazos en cada flor, lo que hace que puedan llegar a parecer especies diferentes.

 

Tienen muchísimos pétalos y forman una especie de pompón redondo. Florece durante todo el verano, plantadas tanto en macizos como en ramillete.

 

 

Nemesia

 

Es una flor diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en los jardines y esto se debe a su color y no a otra cosa. La mitad de la flor, de pétalos grandes y separados, es roja, mientras la otra mitad es blanca. Ambas partes están perfectamente separadas, además, por unos pequeñísimos pétalos amarillos que se encuentran en la zona central.

 

Son auténticamente plantas de verano; de hecho, el frío no lo toleran por lo que si te decides por ellas debes saber que dentro de unos meses se marchitarán seguro.

 

 

Existen aún muchísimas otras flores del verano. Si quieres conocer más sobre alguna en particular o que hagamos una segunda parte no dudes en escribirnos un comentario.