/home/s1894f17/public_html/cubrima/cubrima2/images/news/thumbnails/oxidopiscina.jpg
Manchas de óxido del gresite de la piscina

Manchas de óxido del gresite de la piscina

cómo eliminarlas

El óxido es uno de los tantos elementos que hay que tener a raya en la piscina. A la vez, es de los pocos que advertimos ya que aparece en el vaso, sobre todo en el fondo, adherido al material de acabado.

Y es que es necesario eliminar las manchas de óxido del gresite de la piscina. Siempre solemos tener muy en cuenta la calidad del agua, pero la piscina y sus materiales también precisan de un mantenimiento adecuado. Y una de las actuaciones a seguir es la eliminación de las manchas de óxido, que pueden llegar incluso, a ser más que insalubres.

Además, cuando se llega al punto de que se ha formado óxido en una piscina, lo normal es que también precise de un lecheo, es decir, de un rellenado de juntas.

No son servicios que se tengan que realizar juntos a la fuerza, pero si un profesional te recomienda el lecheo es porque verdaderamente hace falta. Y es mucho más rentable hacerlo de una que tener que vaciar y preparar la piscina unos meses después, además de que algo encarecerá el presupuesto. Pero este no es el caso.

¿Cómo se eliminan las manchas de óxido del gresite de la piscina?

Pues bien, en esta ocasión os hablamos del óxido en el gresite. Si bien, ya sabemos que cualquier otro material de piscina es susceptible de hacer aflorar y acumular el óxido de las varillas. ¡Empezamos!

Paso 1

Para comenzar es importante eliminar todo el gresite corroído.

Esto significa que no debemos apurar con la idea de realizar el agujero lo más pequeño posible. Al contrario, si por no picar dos losetas dejamos algo de óxido, todo lo que estamos haciendo no servirá para nada. Más vale prevenir que curar.

Será necesario picar hasta el fondo, hasta que alcancemos las varillas de hierro, que serán las que se han oxidado.

Paso 2

Con las zonas oxidadas completamente al aire, se aplica un imprimante pasivador, un producto que hace que el óxido se convierta en capa inhibidora de herrumbre mediante una reacción química.

Paso 3

Obviamente, será importantísimo dejar secar el producto totalmente. Este punto es indispensable; no se debe trabajar sobre la superficie tratada con imprimador hasta que se halle totalmente seca.

Paso 4

A continuación se aplicará sobre toda la superficie, y ligeramente alrededor, un mortero impermeable.

Paso 5

Con micro-hormigón, la superficie ya estará lista para colocar las pequeñas piezas de gresite.
 
Paso 6

Ya sólo queda, si así se requiere, y como hemos comentado al principio, realizar un lecheado que ayude a mejorar la resistencia de las juntas del gresite.


Eliminar las manchas de óxido del gresite de la piscina es un servicio bastante sencillo a la par que necesario para mantener el vaso en condiciones adecuadas y que, por supuesto, no se resienta la salud de los bañistas, pues es evidente que a nadie le gusta bañarse en óxido.

Cubrima utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Acepto las cookies para esta web.