/home/s1894f17/public_html/cubrima/cubrima2/images/news/thumbnails/Ducha-para-el-jard__n-moderno.png
DUCHAS DE JARDÍN: PRÁCTICAS, VERSÁTILES Y SOBRE TODO ¡REFRESCANTES!

DUCHAS DE JARDÍN: PRÁCTICAS, VERSÁTILES Y SOBRE TODO ¡REFRESCANTES!

Disfruta de una ducha en casi cualquier rincón: en el jardín, en un patio o incluso en una terraza.

 

No es de extrañar que las duchas de exterior sean cada vez más populares. Sus bellos diseños, sencillos y versátiles aportan un extra de frescor y confort:

  • Hay modelos portátiles o fijos,
  • que funcionan instalándoles una manguera o con conexión a la red general de agua,
  • con acumuladores de agua caliente…

Las opciones disponibles son más y más amplias.

Sumidero

Las duchas de exterior han dejado de ser un lujo para estar al alcance de cualquiera. Ofrecen un extra de comodidad en la terraza, patio o jardín cuando aprieta el calor. Cualquier rincón es bueno para instalar una ducha y hay una gran variedad de modelos donde elegir. Por eso seguro que se adaptan al espacio y las necesidades de cada caso. La única precaución necesaria es disponer de un sumidero cerca, que evite encharcamientos y canalice el agua.
¿Ducha portátil o fija?
La primera cuestión a considerar es si queremos una ducha con instalación o sin ella.

  1. Los modelos portátiles pueden guardarse cuando no se usen. Sólo requieren una conexión a una manguera unida a una toma de agua:
  • Los modelos más habituales son los de trípode, generalmente regulables en altura.
  • Aunque también los hay de pincho, para colocar sobre superficies de césped o arena.

En cualquier caso, conviene prever algún tipo de tarima o protección para el suelo, de cara a evitar resbalones y encharcamientos.

  1. Si quieres un dispositivo más permanente y sofisticado, con conexión a la toma de agua y desagüe, conviene estudiar bien su ubicación. Y que se trata de elementos fijos que requieren de obras para su instalación.Existen modelos exentos que incorporan una base sobre la que se fija la columna de la ducha, lo que simplifica su colocación.

Las duchas solares

Disponibles tanto para conectar a la toma de agua como a una manguera, las duchas solares son la solución más económica.

Constan de una base, un cuerpo y un acumulador de agua que oscila entre los 20 y 40 litros según los modelos. El agua que se encuentra almacenada en el acumulador es calentada por la acción del sol. Están disponibles en diferentes estilos, aunque la mayoría tienen el cuerpo de aluminio.

Emplazamiento

Algunos de los emplazamientos más populares de las duchas de exterior son:

  • junto a la piscina,
  • cerca de la puerta de la vivienda para limpiarnos los pies de la arena de la playa antes de entrar,
  • o incluso con acceso directo al baño interior.

Los materiales: las tarimas.

Hay que tener en cuenta tanto la resistencia como la comodidad de los materiales:

  1. Las tarimas de maderas tropicales son una de las opciones más populares:
  • Son cálidas a la pisada.
  • Y filtran el agua sobrante, evitando así encharcamientos.
  • No obstante, requieren un mantenimiento a base de aceites naturales para que no se estropeen por la acción directa del agua y el sol.

Conviene elegirlas con acabados antideslizantes.

  1. Las versiones de maderas sintéticas están fabricadas a base de partículas de madera y resinas. Tienen acabados antideslizantes y aportan una estética muy similar a la de los modelos naturales.

Se mantienen inalterables frente a la acción del agua y del sol sin necesidad de ningún tipo de tratamiento preventivo o reparador.

Los materiales: la cerámica

La cerámica es un revestimiento ideal para exteriores, pero en este caso hay que asegurarnos de que sea antideslizante.

Los diseños más depurados son perfectos para viviendas actuales, aunque también los hay más clásicos e incluso que imitan la madera.

 

Los materiales: la piedra

La piedra natural también es un material idóneo para la base de una ducha al exterior, sobre todo si se desea que ésta se integre con el entorno vegetal. Además, resulta muy agradable al tacto.

¿Cómo integrar la ducha en el jardín?

Grandes rociadores de estética vintage, maderas exóticas para entornos de aire oriental, revestimientos de barro cocido para patios de sabor mediterráneo, microcemento…

Las opciones para integrar una ducha al aire libre en el jardín o la terraza son muy variadas y deben tenerse en cuenta para que, más allá de su utilidad práctica, nos ofrezcan una auténtica experiencia para los sentidos.

 

Y tu piscina, ¿todavía no la tienes cubierta? La disfrutarás como nunca antes; te cambiará la vida.

No esperes más, porque nosotros te lo ponemos fácil. Te ofrecemos la última tecnología y la mejor de las atenciones. Contacta con nosotros ya.

Cubrima utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Acepto las cookies para esta web.