/home/s1894f17/public_html/cubrima/cubrima2/images/news/thumbnails/Zen_SPA_Japanese_pool.jpg
Convertir tu piscina en un spa

Convertir tu piscina en un spa

Si disponer de un jardincito ya esplacentero y tener un lugar privado donde darte un baño es todo un lujo imagina cómo debe ser convertir tu piscina en un spa.

Sí, tenemos la opción de la típica bañera de hidromasaje pero realmente puede ocupar un espacio que no tienes o que prefieres ocupar de otra manera, es posible que se te vaya de presupuesto o que prefieras algo con más diversidad. Con la opción que te damos nosotros lo consigues todo: un presupuesto más ajustado, ahorras espacio y tienes un poquito de todo, ¡un auténtico spa en tu piscina!

Una piscina con spa en tu jardín

¿Y cómo puedes convertir tu piscina en un spa? ¡Vamos a verlo!

Presupuesto

Fíjate un presupuesto realista e intenta ceñirte a él. Si has elegido cierta cantidad de dinero es por algún motivo y no quisiéramos que, motivados por la novedad y la exclusividad de tener un spa en la piscina, os desmadraseis.

Para ahorrarte unos eurillos, puedes incluir tú mismo estos elementos de spa para piscina que te vamos a detallar. Su instalación es sencilla, pero si no quieres o no se te da bien no te preocupes porque seguro que vas a encontrar a un especialista encantado de dejarte tu nuevo spa a punto. Es una opcción menos económica pero más cómoda, segura y con garantías.

Instalaciones

Hay multitud de instalaciones disponibles para tu piscina-spa. ¡Conócelas!

Cañones de masaje

Se sitúan sumergidos, en las paredes de la piscina o en el suelo, y echan agua a presión realizando un suave masaje.

Cascadas

Son elementos con una boca muy delgada y alargada que dejan caer el agua con un ejemplo similar al de una cascada, por encima de la cabeza, para disfrutarla en esta zona o sobre los hombros y la espalda.

Setas de lluvia

Son instalaciones con una forma similar a la alcachofa de ducha, que emulan un efecto de lluvia. Algunas se pueden graduar, permitiendo, de esta manera, que la gota sea más fina o algo gruesa.


Luces de cromoterapia

Ahora también se puede disfrutar de los efectos relajantes de los colores en la piscina. Son la última novedad en spas y, por supuesto, lo serán, si te gustan, en tu piscina-spa.

La cromoterapia en spa consiste en la instalación de un sistema de iluminación de LEDs de colores que se alternan para ofrecer sensaciones diferentes según el color que estés disfrutando en cada momento. Desde luego un recurso novedoso, original y perfecto para relajarse en el spa.

Nadadores a contracorriente

Para los que se relajan practicando ejercicio el nadador a contracorriente será una delicia.

Se trata de un sistema a instalar en uno de los lados de la piscina. Este genera un chorro grueso de agua de gran potencia que te empuja, teniendo que nadar para que la falsa corriente no te arrastre. Nadas a contracorriente sin moverte del sitio; ideal para piscinas pequeñas que no te permitan hacerte los largos que siempre has querido. Por supuesto, si hablamos de una piscina de pequeño tamaño la corriente llegará hasta el extremo opuesto, donde, si te sitúas, puedes disfrutar del movimiento del agua. Relax por partida doble.

Zona exterior

Por supuesto, no te olvides de incluir algunas tumbonas con una toalla -o directamente forradas en tela cómoda y absorbente-, así como disponer de una mesa o banca para dejar tus pertenencias.

¿Qué te parecen estas ideas para convertir tu piscina en un spa? ¿Con cuál te quedas?

Cubrima utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Acepto las cookies para esta web.