/home/s1894f17/public_html/cubrima/cubrima2/images/news/thumbnails/IMG_20160930_145626.jpg
Cómo integrar una cubierta de piscina en la decoración exterior

Cómo integrar una cubierta de piscina en la decoración exterior

Cómo integrar una cubierta de piscina en la decoración exterior


A veces dudamos si colocar una cubierta de piscina por miedo a no saber unificar su estilo con el de la vivienda. Sin embargo, a día de hoy, esto no debe suponer problema alguno, pues la variedad de cobertores es inmensa. ¡Si quieres saber cómo integrar una cubierta de piscina en la decoración exterior de tu hogar sigue leyendo!, ¡te damos un montón de ideas!

Cubiertas de piscinas y decoración

En cuanto a la unificación del estilo de las cubiertas y tu propio hogar pueden ocurrir dos cosas:

Que aún no hayas colocado tu cubierta

Si este es el caso lo tienes muy fácil. Con la variedad de estilos, colores, acabados, etc. disponibles sólo tienes que tener en cuenta qué tipo de decoración predomina en el exterior de tu casa y elegir el modelo más acertado.

Por ejemplo, si la piscina se encuentra muy cercana a la casa, lo ideal será que la cubierta sea de un color similar al de la fachada o, al menos, que combine bien con esta.

Si vas a optar por una cubierta adosada, sin duda, esta deberá coincidir en color y material con el exterior del edificio. El acabado en madera es una opción estupenda y muy elegante.

Si la piscina se encuentra alejada puedes elegir el color, el acabado y la forma de la cubierta que mejor te apañe. En este caso tendrás que tener en cuenta otros aspectos como si existe vegetación, si tienes espacio, si hay otros elementos construidos, etc.

Entre césped y algunas plantas, el blanco puede ser un color muy acertado, pues destacara bastante. El negro tampoco está mal si queremos que la superficie no sea tan llamativa, por ejemplo en el caso de las cubiertas bajas.

También puedes plantearte el utilizar la cubierta como una zona extra, por lo que en este caso la elección adecuada será una cubierta alta, sea o no telescópica. De esta manera podrás colocar dentro todo lo que desees, desde juguetes hasta una mesita y unas tumbonas de exterior.

Que la cubierta ya esté instalada

Si ya dispones de una cubierta, las opciones son menores, sí, pero igualmente puedes realizar un trabajo estupendo de decoración en tu parcela.

La primera opción que proponemos es crear un espacio de relajación alrededor de la piscina. Tanto si cuenta con una cubierta telescópica como con una baja, puedes incluir alrededor de su piscina una zona de suelo artificial, por ejemplo de foam, algunos cojines o puffs y algo de decoración, como unas velas, un florero o alguna escultura.

También aconsejamos que fundas los colores de tu fachada y su cubierta. Para ello, no tienes más que incluir, entre ambas, elementos decorativos de colores que encajen bien con ambos elementos. De esta manera se unificará el estilo de tu hogar y tu cubierta.

También puedes crear algunos elementos en piedra para que el exterior no sea sólo una piscina y “au”. Un banco de piedra o una barbacoa son ideales.

Cubrima utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Acepto las cookies para esta web.